https://www.burgosnoticias.com/actualidad/027173/diego-juez-las-residencias-estan-para-cuidar-y-los-hospitales-para-curar

El presidente de la Asociación de Residencias de Mayores, Diego Juez ha señalado en los micrófonos de Radio Arlanzón que la pandemia sanitaria que durante varias semanas ha afectado de forma especial a las residencias de mayores, «debe servir para aprender de cara al futuro y dotar a estas instalaciones de más medios».

Tras conocer a través de una información publicada por eldiario.es que la Junta de Castilla y León ordenó no trasladar ancianos de las residencias a los hospitales durante las semanas más duras de la pandemia, y tras corroborar la consejera de Sanidad, Verónica Casado que esto se hizo para proteger a los residentes, Diego Juez ha señalado que durante el pico de la pandemia, no se admitían a mayores en los hospitales y ha recordado que «las residencias están para cuidar y los hospitales para curar», al tiempo que ha ensalzado el trabajo realizado por los trabajadores de estos centros.

Asimismo, ha reconocido que la imagen de las residencias de mayores está tocada y ha admitido la necesidad de mejorar el sistema sociosanitario.

Diego Juez ha manifestado que durante los días más críticos de la pandemia, la coordinación con los centros de salud ha sido muy buena y ha indicado que en la actualidad, la situación en los centros de mayores está más calmada y no hay problemas para derivar a residentes enfermos a los hospitales.

Sobre el posible aluvión de demandas judiciales por parte de los familiares de residentes fallecidos en las residencias, Diego Juez considera que las residencias en su conjunto han hecho una gran labor, y sostiene que la alta mortalidad que han registrado por el coronavirus ha sido un problema que se ha dado en todos los países del mundo por ser una población de riesgo.

Juez ha negado que a raíz de los ocurrido en semanas pasadas, las residencias de mayores vayan a subir los precios de forma desorbitada, y ha abogado por la necesidad de dignificar a los trabajadores de este sector sociosanitario, subiéndoles el sueldo o con mayores ayudas a la dependencia, sin olvidarse del derecho que tiene que tener todo el mundo al acceso a una plaza en un centro residencial.

Desde que estallara la pandemia del coronovirus han fallecido en las residencias de Burgos por esta enfermedad o con síntomas relacionados con ella, 278 personas.