LA FEDERACIÓN DE ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA DE CASTILLA Y LEÓN ACALERTE PIDE AL GOBIERNO CENTRAL Y AUTONÓMICO LAS PERSONAS MAYORES QUE VIVEN EN RESIDENCIAS, AL IGUAL QUE EL RESTO DE LA POBLACIÓN SEAN ATENDIDOS EN LOS CENTROS SANITARIOS QUE CUENTAN CON TODOS LOS RECURSOS

En Castilla y León el 87,58 por ciento de personas que viven en residencias y centros de personas con algún tipo de discapacidad NO TIENEN COVID según datos oficiales de las administraciones regionales y del Gobierno Central según el mapa informe realizado por el Círculo Empresarial de Atención a las Personas (CEAPS), entidad a la que pertenece Acalerte, y que hay que poner en cuarentena porque podrían «no reflejar» la realidad exacta de la situación.


Según explica Diego Juez, presidente de Acalerte, “esta realidad refleja que el 12,42 por ciento de las personas usuarias de los servicios en centros tanto públicos como privados que tienen esta patología requieren atención específica. Las residencias no cuentan con los recursos y sí los hospitales y entendemos que allí es donde deben recibir los cuidados necesarios no sólo para que ellos cuenten con la mejor atención, sino también para que las personas mayores que conviven con ellos en los centros no sean contagiados”.


En una situación como la actual de crisis provocada por la pandemia del Covid-19 desde Acalerte expresan que “las personas usuarias de los servicios no pueden quedar al margen del sistema sanitario y sí contar con los recursos necesarios cuando lo requieran en los centros de salud, u hospitales y no hay que olvidar que el sector de los Servicios Sociales es en concepto y esencia ASISTENCIAL en el que los y las profesionales de enfermería son una parte fundamental de un equipo multidisciplinar en el que también son indispensables y parte BÁSICA las gerocultoras que llevan el peso del cuidado diario”, explica Diego Juez presidente Acalerte.

En cualquier caso, la profesionalidad de las y los gestores, trabajadores y directores de infraestructuras públicas y privadas está siendo el principal dique de contención a la crisis sanitaria. Con medios y recursos muy escasos se está aislando al virus, un esfuerzo muy importante que precisa de reconocimiento, por un lado, y también de un discurso sereno. Por ello, no se debe «alarmar a las familias de los usuarios de los centros y sí ofrecerles transparencia, recursos y respuesta sanitaria para que comprendan la realidad que se está viviendo”, explica Juez. “Queremos enviar una felicitación al esfuerzo de todos los profesionales su trabajo, su esfuerzo, su empatía y su labor está siendo ejemplar en unas circunstancias excepcionales”, añade el presidente de Acalerte.

ACALERTE

La Federación Castellano y Leonesa de Atención a la Dependencia que agrupa a 250 empresas del sector de la atención de personas mayores tanto residencial como de centro de día, multiservicios, teleasistencia, y atención a la Dependencia de la región. En la región hay 45.000 personas mayores en residencias (34.464 plazas) y centros de día. Un modelo de residencia implantado en Castilla y León es, además, muy abierto: «Somos pioneros en el sistema de atención a los mayores en las residencias. Nos fijamos en un nuevo modelo con centros muy abiertos, donde no hay horario de visitas, en estos momentos tenemos que tener más precauciones», explica el presidente de la entidad Diego Juez.
El objetivo de la Federación es el de dotar de las mejores herramientas a sus centros para conseguir que éstos sigan siendo, en términos absolutos, la mejor opción de calidad en una ecuación entre la renta disponible, medios humanos y técnicos habilitados por los centros.