LA FEDERACIÓN DE ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA DE CASTILLA Y LEÓN ACALERTE RECUERDA QUE LOS CENTROS DE ATENCIÓN A LAS PERSONAS NO SON COMPLEJOS HOSPITALARIOS SINO CENTROS DE ATENCIÓN A LAS PERSONAS EN LOS QUE TRABAJAN EQUIPOS MULTIDISCIPLINARES CON PROFESIONALES DE ÁMBITO SOCIAL, SANITARIO Y DE SERVICIOS

ACALERTE PIDE RESPETO, DIGNIDAD Y VISIBILIZACIÓN DE LOS PROFESIONALES QUE ESTÁN AFRONTANDO LA CRISIS DEL COVID_19 SIN APENAS MEDIOS PERO SÍ CON EL APOYO DE LAS PERSONAS USUARIAS Y SUS FAMILIAS

La Federación de Atención a las personas con Dependencia de Castilla y León Acalerte recuerda que los centros son lugares para vivir y no hospitales. Hogares donde se ofrecen los apoyos para ofrecer los apoyos necesarios a las PERSONAS para que puedan vivir con DIGNIDAD en los centros residenciales como si estuviesen en sus casas y ofreciendo el apoyo necesario a través de modelos como el ACP (Atención Centrada en la Persona) en el que trabajan EQUIPOS MULTIDISCIPLINARES compuestos por profesionales de diversos ámbitos sociales y sanitarios.
En una situación como la actual de crisis provocada por la pandemia del Covid-19 desde Acalerte expresan que “las personas usuarias de los servicios no pueden quedar al margen del sistema sanitario y sí contar con los recursos necesarios cuando lo requieran en los centros de salud, u hospitales y no hay que olvidar que el sector de los Servicios Sociales es en concepto y esencia ASISTENCIAL en el que los y las profesionales de enfermería son una parte fundamental de un equipo multidisciplinar en el que también son indispensables y parte BÁSICA las gerocultoras que llevan el peso del cuidado diario”, explica Diego Juez presidente Acalerte.

Después habrá que hacer una evaluación de cómo se ha actuado ante la crisis que hay que evaluar, y “que hay que hacer es trabajar en conjunto es en que se apliquen los nuevos modelos de atención centrada en la persona, y con profesionales que hay que poner en valor, NO ENFRENTAR A LOS COLECTIVOS”, añade Juez.

CARENCIA DE RECURSOS

Por otro lado, el Acalerte sigue denunciando la ausencia de test a los profesionales y personas usuarias y recuerda que el personal tiene que trabajar protegido para evitar el contagio y poder seguir atendiendo más personas. “Para ello, necesitamos contar con EPIS, equipos de protección individual, como mascarillas, guantes, batas y gafas que no están llegando generando una gran preocupación”, continúan desde Acalerte.


Actualmente somos la única barrera capaz de contener el colapso inmediato del sistema sanitario y por ello necesitamos que se realicen test a todos los profesionales que trabajan en los centros, a los que acuden a los domicilios a ofrecer los servicios de SAD y a las personas a las que atienden.
Además hay que tener en cuenta que en las residencias hay un número elevado de personas vulnerables y sus recursos limitados. “Si debemos aislar a todas las personas con síntomas pero sin que tengan confirmada la enfermedad, estaremos complicando de manera importante el funcionamiento de la misma ya que las medidas a tomar serán, de manera preventiva, muy importantes, necesitamos medios y dotar de las medidas suficientes para la medicalización y dotar de dignidad a cuidadores y personas que padecen la enfermedad” explica el presidente.

“Estamos orgullosos del trabajo que hemos hecho hasta ahora y queremos seguir aportando a la sociedad española toda nuestra capacidad, profesionalidad y colaboración para superar esta situación de alarma que estamos atravesando y que sólo lo conseguiremos con la unidad de todos”, finaliza Diego Juez.

ACALERTE. La Federación Castellano y Leonesa de Atención a la Dependencia que agrupa a 250 empresas del sector de la atención de personas mayores tanto residencial como de centro de día, multiservicios, teleasistencia, y atención a la Dependencia de la región. En la región hay 45.000 personas mayores en residencias (34.464 plazas) y centros de día. Un modelo de residencia implantado en Castilla y León es, además, muy abierto: «Somos pioneros en el sistema de atención a los mayores en las residencias. Nos fijamos en un nuevo modelo con centros muy abiertos, donde no hay horario de visitas, en estos momentos tenemos que tener más precauciones», explica el presidente de la entidad Diego Juez.
El objetivo de la Federación es el de dotar de las mejores herramientas a sus centros para conseguir que éstos sigan siendo, en términos absolutos, la mejor opción de calidad en una ecuación entre la renta disponible, medios humanos y técnicos habilitados por los centros.