LA FEDERACIÓN DE ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA DE CASTILLA Y LEÓN PIDE EL RECONOCIMIENTO PÚBLICO POR PARTE DE LAS ADMINISTRACIONES A TODOS LOS PROFESIONALES DE UN SECTOR QUE ATIENDEN A LAS PERSONAS CON DEPENDENCIA, EQUIPÁNDOLOS A LOS PROFESIONALES QUE ESTÁN OPERANDO ESTOS DÍAS EN PRIMERA LÍNEA

 

Ha pasado un mes desde la llegada del COVID-19 y ante la situación actual, de Estado de Alarma, Acalerte, la Federación de Atención a la Dependencia en Castilla y León, solicita coordinación para poder atender, como ocurre en el sistema sanitario, con protocolos comunes, claros y precisos a las personas a las que atienden. En la región hay 45.000 personas mayores en residencias (34.464 plazas) y centros de día que están trabajando con protocolos que están siendo compartidos por los propios miembros de la entidad gracias a la labor interna de información y comunicación constante que están realizando.

“Estamos tratando de prevenir, que es nuestro objetivo fundamental para que las personas que viven en nuestros centros, que se encuentran sobre todo en el medio rural, cuenten con todo lo necesario teniendo en cuenta además, las circunstancias especiales que impiden que sus familiares acudan a visitarlos”; explica Diego Juez, presidente de Acalerte.

“Junto a la atención y la prevención nuestros profesionales están ofreciendo una atención emocional fundamental para ellos en estos momentos y tenemos por ello, que reconocer esa labor y apoyarlos con todos los medios que podamos”, añadía Juez.

Además explicaba que es necesario “que nos faciliten todos los materiales necesarios, como los denominados EPIS, porque hay que tener en cuenta que nuestro sector ya está lastrado por un problema grave de falta de profesionales y si ahora nos quedamos sin los que tenemos porque tienen que permanecer en cuarentena no podremos atender a las personas cada día”.

“ES NECESARIO EL RECONOCIMIENTO PÚBLICO POR PARTE DE LAS ADMINISTRACIONES A TODOS LOS PROFESIONALES DE NUESTRO SECTOR QUE ATIENDEN A LAS PERSONAS CON DEPENDENCIA, EQUIPÁNDOLOS A LOS PROFESIONALES QUE ESTÁN OPERANDO ESTOS DÍAS EN PRIMERA LÍNEA”.

ACALERTE.

Acalerte, la Federación Castellano y Leonesa de Atención a la Dependencia que agrupa a 250 empresas del sector de la atención de personas mayores tanto residencial como de centro de día, multiservicios, teleasistencia, y atención a la Dependencia de la región. En la región hay 45.000 personas mayores en residencias (34.464 plazas) y centros de día. Un modelo de residencia implantado en Castilla y León es, además, muy abierto: «Somos pioneros en el sistema de atención a los mayores en las residencias. Nos fijamos en un nuevo modelo con centros muy abiertos, donde no hay horario de visitas, en estos momentos tenemos que tener más precauciones», explica el presidente de la entidad Diego Juez.
El objetivo de la Federación es el de dotar de las mejores herramientas a sus centros para conseguir que éstos sigan siendo, en términos absolutos, la mejor opción de calidad en una ecuación entre la renta disponible, medios humanos y técnicos habilitados por los centros.