Miriam Fernández de la Mela Núñez, Gerente y Consejera Delegada de Residencial La Plaza, recogía el pasado 27 de julio la medalla al Mérito Humanitario que impone la Ilustre Academia de Ciencias de la Salud Ramón y Cajal.

La misma ha sido concedida, según esta institución porque “sus servicios han sido diseñados pensando en todo momento en los mayores, adaptándose a las necesidades individuales de sus residentes”.

Residencial La Plaza, de Moraleja del Vino, Zamora, es un centro  orientado a las necesidades individuales y tiene  en cuenta los hábitos de los residentes y su espacio personal. “Nuestro entregado personal de enfermería se ocupa en todo momento de activar, movilizar y rehabilitar a sus pacientes con sus atenciones, al tiempo que fomenta en ellos un sentimiento de seguridad”, explican desde el centro.

A lo largo de este proceso, “nos gusta trabajar estrechamente con los familiares para ganarnos la confianza de nuestros residentes y poder proporcionarles una atención personalizada”, añaden.

LA ILUSTRE ACADEMIA CIENCIAS DE LA SALUD RAMÓN Y CAJAL

Esta Institución ha sido creada por grandes profesionales de la Medicina con el fin de organizar, promover, apoyar y tutelar eventos científicos y profesionales relacionados con el sector sanitario. La academia, presidida por la doctora Carmen Slocker de Arce, y con el doctor Javier López-Ibor como vicepresidente cuenta con Académicos de Honor, de Número y Correspondientes.